06 julio, 2012

Jardin Patio de las Ollas Luis Barragan

Aunque casi siempre pensamos en una gran cantidad de vegetación al imaginar un jardín, no es necesario tener un jardín lleno de plantas para tener un bonito jardín. Trasmitir las sensaciones de sosiego y tranquilidad así como de equilibrada belleza en espacios exteriores depende de multitud de factores: la luz, la forma, la escala, los materiales y la textura y por supuesto el color. Luis Barragán fue uno de los arquitectos más trascendentes del siglo XX y un verdadero maestro, en su Casa-Taller nos da una maravillosa lección creando un patio lleno de encanto con recursos sencillos. 



Patio de las Ollas

Su obra se caracteriza por el uso del color, de la luz, y del contraste de las líneas rectas y puras con la sensualidad de la curva en la vegetación y los elementos escultóricos, en este caso las ollas. Decía Barragán que producir la sensación de misterio era sencillo: colocar un muro frente a un árbol, incitando así al espectador a buscar el paisaje tras el muro.





Fotografías del Patio de las Ollas, en la Casa-Taller Barragán diseñada en 1948, 
declarada Patrimonio de la Humanidad en  2004 por la Unesco.



Plano con jardín y patio de las Ollas 
(el pequeño cuadrado que se sitúa a la derecha del plano)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...