22 enero, 2014

Llorar o llover en Madrid

Siempre me han gustado las instalaciones efímeras que utilizan la luz como material para hacernos pensar o sentir, el uso de este recurso tan complicado y tan difícil de manejar, aunque parezca lo contrario, es especialmente interesante en exteriores y en relación con el espacio público. 

Proyecto de Luz Interruptus


Luz interruptus son un colectivo de artistas que realiza muchas de sus reflexiones en la ciudad de Madrid, en mi ciudad. Es quizás por esto que sus intervenciones me resultan especialmente cercanas, ya que denuncian situaciones que sufro a diario, pero creo que cualquier espectador encontrará muy interesante su trabajo.



Esta "LLuvía profiláctica que no moja" se llevó a cabo en uno de los espacios públicos autogestionados que han surgido en la ciudad El Campo de la Cebada, ejemplo de que con muy escasos recursos y la voluntad de vecinos y personas válidas es posible otro espacio público abierto a todos, plural, original y gratuito.






"Queremos agradecer a toda la gente que coordinan las actividades del Campo de la Cebada, el que fueran capaces de hacernos un hueco en la repleta agenda del espacio, a pesar de avisar con tan poco tiempo. También a los amigos que incondicionalmente nos siguen en tan estrafalarias y trabajosas actividades y sobre todo a los increíbles ayudantes de todas las edades, que tan profesionalmente hicieron posible que la instalación luciera con tan buen aspecto. Aquí dejamos el nombre de algunos de ellos, agradeciéndoles la generosa donación que nos hicieron de su tiempo y de sus ideas, aun sabiendo de que eran para una causa efímera, Desgraciadamente no están todos, ya que muchos se fueron sin dejar el nombre: Aliencito, Alex, Liévana, Elvira, Simon, Aretha, Betsa, Paloma, Antonio, Marisol, María, Eva y sus hijos,  Rafa, Iciar, Mateo, Martina, Carmen María, Alexandra Ainhoa, Gracias amigos… Las fotos son de Gustavo Sanabria"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...