05 febrero, 2014

Amapola lindísima amapola

 Hay paisajes que se quedan en la memoria... grandes campos llenos de amapolas que cubren de rojo el horizonte. No sé qué tienen estas flores silvestres que las hace especialmente atractivas, quizás es la rapidez con la que se desintegran cuando las cortas o la increible textura similar al papel de sus pétalos, o que crecen en grandes manchas efímeras al anunciarse la primavera... 




La instalación Pavots de Jannick Deslauriers, una escultora que trabaja con textiles, recrea estas sensaciones que las amapolas nos trasmiten para crear un ambiente de ensoñación en el que paseamos entre amapolas que vuelan y son delicadas.








1 comentario:

  1. La verdad es que no conocía esta exposición y me ha gustado mucho. Estas amapolas de tela quedan preciosas. Gracias por mostrarla.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...